Consejos de Marketing para los que se inician en pistas de karting

A veces, después de tantos años en el negocio de alquiler de karts, nos centramos tanto en pensar cómo podemos impulsarlo que ¡olvidamos lo más básico y el cómo llegamos a ser quienes somos!

Este es el objetivo de nuestro tema de hoy, repasar los conceptos básicos.

Nota: ¡Este tema también es interesante si planeas abrir tu propio centro de karts!

Consejo número 1


¡No olvides que tu plantilla es la cara visible de tu marca!
Sí, sé lo que estás pensando... Esto ni siquiera debería considerarse como un consejo.

Pero al final somos humanos y, como tal, necesitamos interacción social. Puedes tener la mejor pista del mundo, la mejor flota que puedas comprar o incluso el software más avanzado para centros de kart para ayudarte a potenciar tus ingresos, pero sin una plantilla que realmente disfrute el trabajar allí, todo lo demás no tiene sentido...

No lo olvides, ¡tus clientes están ahí para divertirse!

El espíritu de equipo es muy importante en estos tiempos. Su energía e incluso la forma en que interactúan entre sí y con los clientes, tendrá un gran impacto en la experiencia en conjunto en tu pista de karts.

Tuve la oportunidad de trabajar los fines de semana de 1998 a 2003 en uno de los mejores centros de karting al aire libre que existían en ese momento en Portugal. Fueron tiempos de duro trabajo, con un equipo compuesto principalmente por estudiantes de secundaria y universitarios que buscaban dinero extra para pagar su matrícula.

Una de las cosas que realmente impresionó a nuestros clientes y nos hizo destacar entre las otras pistas de karts de alquiler, fue nuestra dinámica de grupo.

Sabemos lo duro y agotador que puede llegar a ser un día completo de trabajo en un centro de karts, manteniendo la pista limpia, rellenando los karts de combustible, verificando la presión de los neumáticos, engrasando las cadenas, limpiando los karts, acondicionando y ajustando neumáticos alrededor de la pista, etc...

En ese momento no había redes sociales, por lo que la administración tuvo el detalle de transmitirnos al equipo, al final de cada día, los comentarios positivos de los clientes sobre nuestra iniciativa, disposición, amabilidad y desempeño general.

Esto es de vital importancia. Si estás buscando mejorar la retención de tus clientes, ¡asegúrate de que tu plantilla se sienta valorada!

Consejo número 2 


Involúcrate con tus clientes: 
Este consejo está vinculado al anterior. Si tu plantilla tiene un buen desempeño, tendrás muchas oportunidades de interactuar con tus pilotos en el momento.

¿Sientes que no estás teniendo la oportunidad de involucrarte?

Créala, ve y busca al líder del grupo, siempre hay alguien responsable de la idea, el registro y todas esas cosas.

No temas preguntarles cómo les fue la experiencia en pista. El karting no sólo se trata de establecer algunos tiempos por vuelta. Puede que no sea lo que esperas escuchar, pero te dará una oportunidad valiosa para mejorar tu negocio y destacar sobre el resto, ¡una vez más!

A los clientes les gusta sentir que son importantes para tu negocio, y la verdad es que... ¡realmente lo son!

Además, no olvides que estamos en el siglo XXI, el compromiso con las redes sociales es un hecho y no va a desaparecer en el corto plazo. ¡Involúcrate con sus clientes en las redes sociales!

Responde a todos los ratings de tu negocio, especialmente a los menos positivos. Utilízalas para mejorar tu negocio e invita al cliente a volver y demostrarles que hiciste un esfuerzo por mejorar. ¡Es una manera excelente de mejorar el boca a boca y la retención del cliente!

Aquí va un consejo implícito en otro consejo. No uses solamente Facebook, necesitas estar donde están tus clientes. Twitter e Instagram también son plataformas excelentes en las que puedes tener presencia.

Comprueba si tus clientes se han identificado ellos mismos o usa un hashtag con tu nombre.

Publicaremos un blog en el futuro sobre cómo mejorar tu presencia en las redes sociales.

Consejo número 3


Mantén tu local limpio y organizado: 
Míralo de esta manera: imagina que tu pista de karting es una panadería. Pero en lugar de tener galletas y pan con buen aspecto, tienes tus karts.

Y como para la mayoría de la gente, su apariencia es algo muy importante a tener en cuenta en el momento de la compra. Especialmente en el negocio del karting, no se trata solo del tamaño de tu pista o de tu flota, ¡sino cómo las presentas!

Alrededor del 95% de tus clientes nunca sabrán si tienen un buen go-kart entre sus manos o no, pero el 100% de ellos notará con certeza si están sucios, sobre todo al final de la carrera cuando miran su ropa.

De acuerdo, es karting, te puedes ensuciar, forma parte de los deportes de motor, pero también sabemos que esto se puede tratar de evitar dentro de lo posible, ¿no?
 

Un buen ejemplo de lo que no debes hacer si buscars retener a tus clientes 


Hace unos años, fui a visitar una pista con amigos, no me quité el casco, no mencioné nada sobre que era un piloto de resistencia, ni que estaba conectado con este deporte. Solo era un cliente habitual que quería divertirse con sus amigos e ir a tomar unas cervezas después.

Fuimos a la recepción, pagamos, cogimos los cascos y tuvimos una breve sesión informativa. Cuando llegamos a la línea de salida, estaba a punto de sentarme en mi kart y me di cuenta de que uno de mis neumáticos delanteros estaba en las últimas, es decir... ¡al estilo de Kimi Raikkonen en Monza 2018! El neumático estaba a punto de estallar, y tuve que avisar al equipo de boxes.

La respuesta fue: "No te preocupes por eso, si explota, te daremos un nuevo kart".

No hablemos de la falta de seguridad que conlleva esa decisión, pero como cliente... ¿Volverías allí? Por supuesto que no, yo tampoco, ¡y era una buena pista con una flota muy potente!

La clave es, si un cliente hace una observación, aunque no sea importante para ti, ¡no la ignores! ¡Esta observación, aunque sea negativa, es una oportunidad para mejorar tu negocio!

Por cierto... el neumático explotó después de 5 vueltas, en la parte más alejada de la pista durante un agradable día de verano portugués... (más de 38 grados).